1. Construcción
  2. Evolución del ejercicio
  3. Volver

Ferrovial

Ferrovial - Informe anual integrado 2013 / Evolución del ejercicio

Mercado de construcción en España

Por séptimo año consecutivo, el mercado de la construcción en España ha reducido su actividad, con una caída en torno al 10%, no ralentizando el ritmo de caída respecto a 2012. No obstante, el peso de la inversión en construcción en España se ha reducido en 2013 a un 10% del total del PIB, igual a la media en la Unión Europea, y muy por debajo del máximo del 18% de 2007. Esto, junto al retorno a tasas positivas de crecimiento del PIB en España en 2014, hacen que para ese año sí se prevea una menor caída del sector, que el consenso de estimadores sitúa en 4%.

La obra civil ha continuado la contracción iniciada en 2010 con un caída en 2013 próxima al 25%, debido a la necesidad de las Administraciones Públicas de equilibrar el elevado déficit público. Las perspectivas para 2014 son que las caídas persistirán aunque a ritmos inferiores, como anticipan los Presupuestos Generales del Estado para 2014 de los Ministerios de Fomento y Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente con una reducción de su inversión de un 9,5%. Por primera vez en los últimos años comienza a haber indicadores que anticipan un comienzo de recuperación, como el crecimiento del 23% de la licitación pública en 2013 según Seopan, si bien su traducción en un crecimiento del sector aún puede demorarse tras las fuertes caídas de la licitación pública en 2010-2012.

Entre los dinamizadores de la licitación pública en 2013 destaca el Ministerio de Fomento, con un crecimiento del 34% que incluye actuaciones del Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda (PITVI) 2012-2024, que prevé una inversión de 136.627 millones de euros. En este Plan destacan inversiones públicas de más de 52.000 millones de euros en ferrocarril, casi 40.000 millones de euros en carreteras, así como inversiones privadas en carreteras y puertos por más de 15.000 millones de euros. La ejecución de estas actuaciones debe ser un elemento estabilizador para el sector a medio plazo, si bien hasta el punto de inflexión previsto en el año 2015-2016, el Ministerio de Fomento prevé que continúe cayendo la inversión.

El sector de la edificación redujo su actividad en 2013 con una caída algo superior al 5%, similar a la de 2012, y sin que haya perspectivas claras de recuperación en el corto plazo. Así, por ejemplo, el sector de la vivienda cerrará 2013 con algo menos de 60.000 viviendas visadas, en torno a un 15% menos que en 2012 a pesar de que ese año ya registró el mínimo de la serie histórica desde principio de los años 80.

En este contexto, Ferrovial Agroman se ha visto afectada en una medida similar a la del resto de grandes constructoras, con una caída del total de ventas en España de un 25% en 2013.

El peso creciente de la actividad internacional de Ferrovial Agroman, y su crecimiento en 2013 del 5% a tipo de cambio constante (2% a tipo de cambio real), han permitido compensar parcialmente la reducción de la actividad de construcción en España.

El posicionamiento estratégico se basa en una combinación de mercados clave escogidos por su estabilidad macroeconómica y su seguridad jurídica, que aportan más del 85% de la cartera internacional: Estados Unidos y Canadá, países estables pero con un importante déficit de infraestructuras; Polonia, que será el mayor perceptor de fondos de la UE para infraestructuras en 2014-2020; y Reino Unido, con grandes proyectos de infraestructuras previstas. En estos países destacan las adjudicaciones de proyectos singulares como las autopistas NTE Extension en Estados Unidos (alrededor de 735 millones de euros) o la M8 en Escocia (aproximadamente 375 millones de euros).

Se cuenta también con presencia y actividad creciente en otros países en los que se ha estado trabajando de forma estable históricamente, y en los que se han abierto oficinas en los últimos años con vocación de permanencia. La actividad se extiende así a gran parte de Latinoamérica (Chile, Colombia, Perú, Brasil o Puerto Rico), Oriente Medio (Catar, Omán o Arabia Saudí), Europa Occidental (Irlanda, Portugal y Francia), Singapur y Australia. Destaca la obtención en 2013 de las primeras adjudicaciones en Australia y Brasil, así como los grandes contratos en Omán del Tramo 5 de la autopista Batinah por aproximadamente 260 millones de euros o la Planta Desaladora de Al Ghubrah por alrededor 160 millones de euros.

Estados Unidos y Canadá

Estados Unidos aporta más del 50% de la cartera internacional y más de 1.200 millones de euros de facturación. Este posicionamiento se corresponde tanto con grandes proyectos PPP junto a Cintra, como las Autopistas NTE y LBJ o más 68 69 recientemente la NTE-Extension, como con proyectos D&B directamente para el cliente final como la US 460 de Virginia.

Ferrovial Agroman abarca todo el país con las oficinas en Texas (el segundo mayor mercado de construcción del país, en el que la compañía es líder en proyectos D&B de concesiones y con la filial de obra civil Webber), la Costa Este (Georgia) y la Costa Oeste (California).

En Estados Unidos la inversión actual en infraestructuras de transporte terrestre se financia en una parte sustancial a través de los fondos federales. El programa nacional aprobado en julio de 2012, Moving Ahead for Progress in 21st Century Act (MAP-21), está invirtiendo 108.000 millones de dólares durante un plazo de 27 meses que termina en septiembre de 2014. En enero de 2014 se han iniciado negociaciones para la definición de un nuevo programa de fondos a largo plazo.

En su informe de 2013 Report Card, la American Society of Civil Engineers (ASCE) asignaba una nota negativa a las infraestructuras del país, declarando la necesidad de invertir 450.000 millones de dólares anuales en 2013-2020 de los que 200.000 millones no tendrían financiación. Se observa como respuesta a esta falta de financiación, una tendencia creciente de los estados hacia fórmulas de colaboración público-privada, en las que Ferrovial Agroman tiene amplia experiencia junto a Cintra.

En Canadá, a través de la oficina de la provincia de Ontario, se está ejecutando el proyecto singular de la Extensión de la autopista ETR-407 East, adjudicada en 2012 por más de 600 millones de euros a un consorcio participado por Ferrovial Agroman, a la que se han sumado nuevas adjudicaciones de menor tamaño a lo largo de 2013. Es un mercado muy interesante por su elevado uso de PPPs y el apoyo del Gobierno Federal a la construcción de infraestructuras con planes como el New Building Canada Plan, que invertirá 47.000 millones de dólares canadienses en los próximos 10 años.

Canadá es además el mayor mercado mundial en minería y cuenta con importantes planes de inversión en proyectos de energía, lo que complementa a la obra pública para convertir al país en un mercado muy atractivo para la construcción.

Polonia

Polonia es el mayor mercado de construcción en Europa del Este, en el que Ferrovial Agroman actúa a través de la constructora líder del país, Budimex, con una facturación en 2013 de casi 1.100 millones de euros, y una capitalización bursátil de 811 millones de euros a cierre de 2013.

En 2013 se produjo el primer descenso relevante de la actividad de construcción en el país tras varios años de crecimiento (en torno a un 10% de caída, en base a los distintos estimadores). Las perspectivas para 2014 y los años siguientes vuelven a ser positivas, esperándose una recuperación progresiva, si bien es posible que se demore hasta finales de 2014 o 2015, con diferentes opiniones de los distintos previsores. En cualquier caso, la mejora se debe producir a corto plazo, gracias a la mejora macroeconómica y a la favorable asignación de fondos de la Unión Europea para el nuevo período 2014-2020, en el que Polonia será el mayor receptor de dichos fondos.

La actividad más afectada fue la obra civil, con una caída estimada de un 15% por la finalización del ciclo 2007-2013 de Fondos Europeos y la conclusión de las infraestructuras de la Eurocopa 2012. Para 2014 es previsible una caída más moderada, ya que a partir de la segunda mitad del año se debe empezar a notar el efecto positivo de los nuevos Fondos Europeos, cuya dotación para infraestructuras en 2014-2020 aumentará levemente hasta 26.000 millones de euros. En base a esta previsión, en diciembre de 2013 el gobierno polaco anunció inversiones en carreteras en 2014-2019 por 10.000 millones de euros, que junto al repunte en ferrocarriles a partir de 2015-16 y los planes de renovación centrales de generación de energía, hacen que las perspectivas de la obra civil en Polonia sean muy favorables.

También la edificación sufrió una caída relevante en 2013, aunque algo inferior al 10%. La misma se debió a la ralentización del crecimiento del PIB en línea con lo sucedido en toda Europa, la conclusión de las actuaciones de edificación de la Eurocopa y la debilidad de la vivienda. Las previsiones de recuperación son algo más débiles que en la obra civil.

Reino Unido

Se está presente de forma estable en Reino Unido, el tercer mayor mercado de construcción en Europa por tamaño, desde la constitución de la oficina en Londres en el año 2006. Esta actividad ha tenido un crecimiento continuado, gracias a la capacidad técnica de la compañía que la ha hecho relevante frente a otros competidores del mercado, y que ha permitido el acceso a grandes contratos tanto con clientes inversores en los que participa Ferrovial (HAH o SPEs a través de Amey o Cintra), como con otros clientes de fuera del grupo Ferrovial como CrossRail.

La actividad en Reino Unido ha cerrado 2013 con un máximo histórico de facturación superior a los 400 millones de euros, más de 500 millones de euros de cartera y proyectos emblemáticos en ejecución como el Edificio Terminal Este del Aeropuerto de Heathrow, tres tramos del proyecto ferroviario CrossRail o el Sistema Integrado de Equipajes de la T3 de Heathrow. Además, esta presencia estable se ha visto consolidada con la adjudicación en 2013 de la autopista M8 en Escocia por 372 millones de euros.

Las oportunidades de crecimiento son numerosas en grandes obras civiles, la mayoría incluidas en el National Infrastructure Plan publicado por el Gobierno del Reino Unido en noviembre de 2011, en el que se identifican 500 proyectos y planes prioritarios por un total de 250.000 millones de libras. Los proyectos se centran en transporte (ferrocarril de alta velocidad, metro, PPPs de carreteras, aeropuertos), energía (centrales de ciclo combinado, nucleares, incineradoras, parques eólicos offshore) y ciclo del agua.

Para 2014 se prevé que una facturación estable, basada en una evolución de los negocios similar a la de ejercicios anteriores, con crecimiento en la actividad internacional y una nueva caída en el negocio nacional.

En base a la cartera de 2013 y la evolución prevista de la contratación en 2014, se espera que el peso de la actividad internacional se acerque ya al 80% del total del negocio.